El Mensaje

Queridos fieles diocesanos,

Inspirados por las palabras de Jesús y guiados por Nuestra Santidad, el Padre el Papa Francisco, el tema elegido para el Diocesan Development Drive (DDD) del 2017 está extraído del Evangelio de San Mateo: “Hagan como el Hijo del Hombre, que no vino a ser servido... ...sino a servir y dar su vida como rescate por muchos”.

El Papa Francisco nos habla de su deseo de una Iglesia de los pobres. Esta frase apunta hacia una Iglesia con el mandato de servir – sirviendo a Dios y sirviendo a su pueblo. Así es que Jesús claramente articula su misión: “Hagan como el Hijo del Hombre, que no vino a ser servido... ...sino a servir y dar su vida como rescate por muchos”, (Mateo 20:28). Ese es también nuestro reto.

Por supuesto, la misión, significa servicio atendiendo las muchas necesidades humanas de la comunidad. A través del DDD tenemos la oportunidad y el reto de ofrecer servicio a través de una gran variedad de ministerios a lo largo de la Diócesis. Estos ministerios brindan educación religiosa, formación para futuros sacerdotes y diáconos, apoyo a las misiones rurales, ayuda a los más vulnerables, apoyo a las muchas necesidades determinadas pro nuestro obispo, así como muchas más.

Como usted bien sabe, estos ministerios vitales van más allá de las capacidades de las parroquias y tienen un gran impacto en la Diócesis generando testimonios positivos de cristianos en la comunidad en general. Desde sus comienzos el Diocesan Development Drive ha expandido nuestros ministerios, nuestros edificios y nuestra presencia en el estado. A través del DDD hemos sido testigos de que como cristianos estamos comprometidos al servicio y estamos inspirados por Jesús y animados pro Nuestro Santidad el Padre Francisco

Por favor únanse apoyando generosamente al Diocesan Development Drive 2017, “Hagan como el Hijo del Hombre, que no vino a ser servido... ...sino a servir y dar su vida como rescate por mucho”. Su contribución hace la diferencia y con esta usted cumple con la misión de servicio.

                                                                          Sincereamente suyo con Nuestro Señor,                      
                                                
                                                 
Reverendo Monseñor Colin F. Bircumshaw
Administrador Diocesano